Categories BLOGSERVICIOS

Los gastos básicos al vender un piso

Si se es propietario de una vivienda con la intención de venderla, se debe ajustar el precio al mercado para conseguir la venta y además saber de antemano cuáles serán los gastos que conlleva a la venta de un piso, ya que esto ayudara a definir el precio definitivo o saber hasta qué punto se puede rebajar dicho precio. Se tiene que estar claro que en una venta no todo es ingresos, en vista de que existen impuestos que pueden llegar a ser cuantiosos y conviene de antemano tenerlos bien calculados.

Estos impuestos y gastos son los de la plusvalía de hacienda, la plusvalía municipal, la cancelación de la hipoteca y las tarifas de los notarios representan los principales gastos por venda de un piso que el vendedor tiene que afrontar al traspasar su vivienda.

La plusvalía de hacienda es en que fiscalmente la venta de un inmueble tiene la consideración de una ganancia o pérdida patrimonial en la renta, claro está dependiendo de si se obtienen beneficios o no por la operación; la ganancia es el resultado de restar el precio de compra al de venta así como los gastos asociados en ambas operaciones. El valor de adquisición será el importe real pagado en la compra pero si la transmisión es a título oneroso, pero si es a título lucrativo este será el que en su momento se estipulara a efectos del impuesto de sucesiones y donaciones.

De los gastos al vender un piso esta la plusvalía municipal, el cual es el impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana, para terminar este importe se aplicara sobre el valor del terreno en el momento de la venta un porcentaje cuyos máximos y mínimos los fija la ley, el cual le corresponde a los ayuntamientos establecer el porcentaje final; para este cálculo, el valor del suelo que se toma como referencia es el valor catastral el cual se puede comprobar en cualquier recibo de IBI y que se actualiza cada año.

Suele suceder que aún se está pagando un préstamo hipotecario contratado cuando se adquirió la vivienda, y dependiendo de las condiciones firmadas se tiene que asumir la cancelación económica para cancelar la deuda con la entidad financiera; además de la cancelación económica, también se debe realizar la cancelación registral y esto implica el realizar una escritura de cancelación de hipoteca en la notaria, para que luego se lleve al registro de la propiedad para que elimine esa carga sobre la vivienda.

Para realizar un contrato de venta de un piso es obligatorio que el mismo disponga de correspondiente certificado de eficiencia energética, y es obligación del comprador solicitar dicho certificado.