Categories BLOGSALUD

Tratamientos psicológicos en la violencia juvenil

Tratamientos psicológicos en la violencia juvenil

Cuando hablamos de inadaptación o desviación de comportamiento en la etapa de la adolescencia nos referimos a que estas pueden ser causadas por la influencia de múltiples condiciones ambientales adversas, como por ejemplo, el fracaso escolar, que sin lugar a dudas es un elemento que puede incidir negativamente en la personalidad y en las acciones de un adolescente.

El fracaso escolar, un ambiente social nocivo que conjuntamente con un entorno familiar problemático y las reacciones psíquicas propias del joven, pueden hacer que el comportamiento del adolescente ya de por si demasiado complejo debido a cambios físicos y psicológicos que en esta etapa se producen descontroladamente, se convierta en un problema de gravedad donde la violencia juvenil puede hacer su aparición como focos discontinuos o de forma ininterrumpida. Uno de los procedimientos de más aceptación por los enormes efectos beneficiosos que conlleva para encontrar un método orientado hacia la prevención de violencia en adolescentes es iniciar sesiones continuas de terapia con un psicólogo.

El tratamiento de un psicólogo tendrá avances progresivos, además, va a ser el método más eficaz para la prevención de violencia en adolescentes, en una primera etapa conocerá y establecerá un vinculo con el paciente para que este se sienta en libertad de expresar con claridad sus temores, dudas e inseguridades en forma simultánea, y se vinculará con sus familiares para detectar donde se fractura la comunicación entre el adolescente y sus padres a fin de establecer nuevos mecanismos de entendimiento entre una parte y otra. Posteriormente, una vez diagnosticado cuáles son los problemas reales que enfrenta el adolescente, los abordará con destreza para estabilizar su autoestima, trabajar en su seguridad, partiendo del hecho de que si internamente se logran atender los problemas psíquicos del adolescente, el resto de los aspectos mejoraran en correspondencia a la recuperación de la estabilidad psíquica y emocional del joven.